Desde la organización del evento nos gustaría tener unas palabras propias sobre la celebración del mismo y sobre la intención y propuestas que hacemos en el momento de decidir preparar estos debates.

No tenemos por qué estar de acuerdo con todo lo que se expone en los textos que citamos ni publicitamos en el blog ni somos totalmente afines con las organizaciones que los escriben, pero en este tema en concreto nos hemos sentido cercanos a las posturas que se plantean.

El motivo que nos llama a la organización de este debate, es la difusión de una serie de textos de anarquistas, anti-autoritarios, anti-militaristas, anti-capitalistas y diferentes movimientos sociales ucranianos y rusos reflexionando sobre el conflicto actual.

Una de las cosas que más queremos destacar es que el debate se crea con la intención de crear difusión de este caso desde un punto de vista anarquista. El desconocimiento del tema por un gran número de libertarios en Madrid y en general en el Estado, nos ha llevado a la difusión de textos de anarquistas rusos y ucranianos (entre otros) que plantean un punto de vista diferente a los expuestos anteriormente. Consideramos, que en parte el motivo por el cual el movimiento libertario no se haya posicionado o haya tomado partida en esto, se debe a la omisión de información en cuanto al papel que están tomando los anarquistas allí.

Es por esto que vemos la “necesidad” de dar a conocer los discursos variados de estas organizaciones e individualidades que deciden no posicionarse a favor de ninguno de los bandos.

Partimos de la base de que la población ucraniana y rusa se encuentran actualmente inmersas en una guerra imperialista apoyada en ambos lados por diversas potencias mundiales que, lejos de mediar o resolver el conflicto, lo alientan aún más, cada cual con la intención de obtener sus propios beneficios. Acuerdos, tratados, reuniones, diplomacias, donación y venta de armas, reclutamientos, financiaciones, propaganda de guerra… Todo ello rodeado de la más absoluta confusión por parte de la población que una vez más es la primera y prácticamente única afectada por esta situación.

Las protestas del Maidan, que se producen ante la suspensión del Acuerdo de Asociación y Libre Comercio con la Unión Europea el 21 de Noviembre de 2013 , son iniciadas por diferentes organizaciones e individualidades descontentos con la gestión del Partido de las Regiones (Viktor Yanukóvich). Dentro de la diversidad de quienes componían el Maidan se encontraban movimientos sociales, algunos anarquistas, individualidades, las oposiciones políticas al actual gobierno como el grupo fascista Pravy Sektor (sector derecho), los de extrema derecha Svoboda (libertad), U.D.A.R. (Alianza Ucraniana para la reforma), Batkivshina (Patria) etc.

La opinión generalizada de la población se encontraba aparentemente dividida entre los que querían la anexión de Ucrania con Rusia y los que preferían que esa anexión fuera con Europa, pero también se encontraban personas descontentas con el gobierno y la corrupción. El día después de la anulación del acuerdo la Plaza de la Independencia de Kiev fue tomada por las protestas de los diferentes opositores de Yanukóvich que estaban en desacuerdo con la última decisión tomada.

Las protestas se tornan violentas con disturbios graves y enfrentamientos importantes en diferentes ciudades, aunque en Kiev se registran los mayores y más calurosas confrontaciones entre manifestantes y policía, registrándose el 22 de Enero los primeros 5 muertos.

Los enfrentamientos prosiguen y el 22 de Febrero de 2014 cuando la policía intenta desalojar por la fuerza la Plaza de la Independencia con más de 26 fallecidos registrados y más de un centenar de heridos.

Tras el intento fallido de pactar una tregua entre el gobierno y la oposición, horas después se vuelven a producir nuevos enfrentamientos con más muertos y heridos, siendo el 20 de Febrero de 2014 llamado el “Jueves Negro” por ser el día más duro de enfrentamientos en la calle entre manifestantes y policía con más de 60 muertos.

Los disturbios ya no se producían solamente con cócteles molotov, piedras y barricadas en las calles, si no con armas de fuego.

Tras negociaciones entre la Unión Europea con el gobierno ucraniano se decide adelantar las elecciones para formar un gobierno de transición, pero al día siguiente de dicha decisión, el 22 de Febrero de 2014, la oposición con Oleksandr Turchinov (Batkivshchyna, Patria) al mando de la coordinación del gobierno decide tomar el país y ocupar las instituciones, en lo que ha sido calificado por diversos sectores como un golpe de estado. Durante esta operación se destituye y expulsa al actual presidente Yanukvich por “abandono de sus funciones”, decidiéndolo con el voto a favor de 328 diputados de un total de 450 y empezando tras esto por aplicar medidas tales como la supresión de la ley de las lenguas de las minorías en los raiones (divisiones administrativas del país) que consideraba que en las zonas donde hubiera al menos un 10% de la población que hablase una determinada lengua podría ser considerada lengua cooficial.

Tras estos resumidos acontecimientos se encuentra la postura de los separatistas pro-rusos en la península de Crimea con la mayor parte de sus habitantes rusos y donde se encuentra la principal flota naval rusa, generándose en dicha zona enfrentamientos entre grupos partidarios de la anexión con Europa y grupos pro-rusos principalmente, siendo el 27 de Febrero de 2014 cuando un grupo de personas armadas toman la presidencia y el parlamento de Crimea con el anuncio de un referéndum regional sobre la decisión de gestión de la región.

Allá por el 1 de Marzo de 2014 las protestas pro-rusas se extienden hasta la región de Donbass con casi la mitad de la población de etnia rusa y más de las tres cuartas partes hablando idioma ruso.

En la zona de Lugansk ocurre lo mismo y las protestas provenientes del Maidan se convierten en referéndums no reconocidos que se celebran el 11 de Mayo con la autoproclamación de las Republicas Populares de Lugansk y Donetsk y siendo el 24 de Mayo de 2014 cuando dichas republicas firman un acuerdo de confederación llamado Estado Federal de Nueva Rusia (“Novorossia”). En estas regiones se siguen sucediendo bombardeos constantes por parte del gobierno ucraniano y pro-rusos que defienden la toma de estas regiones y su reconocimiento de pertenecer a Rusia.

Con este pequeño resumen pretendemos llamar la atención de los compañeros anarquistas para que se informen del tema para poder aportar información el día del debate y partir de una base.

Dado que el escenario que hay actualmente entre Rusia y Ucrania es realmente desastroso, entendemos que es necesario el desbloqueo de información que hay en cuanto al papel de los anarquistas en este conflicto y el cuestionamiento y críticas que se han sucedido desde los inicios.

Creíamos oportuno y necesario difundir la opinión de diversos colectivos anarquistas, anti-autoritarios, anti-capitalistas, movimientos sociales etc. que se encuentran en una situación bastante complicada dado que no se sienten parte de este conflicto y no consideran que esta sea su guerra. El no querer colaborar con ninguno de los dos bandos en esta guerra Imperialista está haciendo que esta tercera opción no representada en ningún rango de poder ni partido político ni deseos de beneficios políticos o personales, esté siendo obviada por parte de los informadores de ambos lados. Resulta bastante más complicado obtener información a cerca de qué postura tomaron y están tomando los anarquistas rusos y ucranianos porque desde un principio se les ha omitido porque muchos de ellos no han querido participar en el conflicto armado ni tampoco en las protestas del Maidan y ello ha sido cuestionado desde sectores de la “izquierda” que apoyan al bando separatista.

Los anarquistas están teniendo reflexiones interesantes en torno a esto, y ello se refleja en los textos y comunicados de los cuales aquí recogemos pequeños extractos con su correspondiente enlace para poder ampliar dicha información.

Se trata de analizar un poco e intentar ponerse en la situación de ellos dado que cualquier opción tomada va a ser en cualquier caso “menos mala”, ya que siempre beneficiará a alguno de los dos bandos y sea cualesquiera que sean, como anarquistas, la destrucción del Estado está por encima de cualquier alianza, pacto, colaboración, etc.

En estos textos se deja claro que la pasividad no es precisamente contemplada como una opción política. Nadie puede permanecer pasivo ante tales atrocidades y menos cuando esta guerra no está representando los intereses del pueblo, si no los de oligarcas de ambos bandos con ansias de poder para retomar su estabilidad o para crear un estado nuevo.

Los anarquistas no podemos vernos representados en el bando separatista por mucho que se esté tildando esta guerra de antifascista. Los bandos de esta guerra no son por un lado el bando fascista y por otro los antifascistas. Nos parecen calificaciones simples y populistas para atraer a la gente y recibir apoyo de los antifascistas internacionales que no cuestionen estas auto-calificaciones ni el objetivo de esta guerra. Es más, la diversidad de ideologías que hay en los batallones de separatistas pro-rusos deja más que claro que no se trata de una defensa antifascista. En ambos lados del conflicto hay fascistas (1), unos aliados con la UE y otros aliados con los estalinistas de las republicas populares de Lugansk y Donetsk. También se ha sabido, aunque muy vagamente, que anarquistas asociados a la Guardia Negra luchan o han luchado en batallones nacionalistas. A nosotros nos da igual quien se autodenomine que, puesto que lo importante son los hechos, y nos genera el mismo rechazo unos que otros y conjuntamente unos con otros inmersos en esta

Desde la organización del evento nos gustaría tener unas palabras propias sobre la celebración del mismo y sobre la intención y propuestas que hacemos en el momento de decidir preparar estos debates.

El motivo que nos llama a la organización de este debate, es la difusión de una serie de textos de anarquistas, anti-autoritarios, anti-militaristas, anti-capitalistas y diferentes movimientos sociales ucranianos y rusos reflexionando sobre el conflicto actual.

Una de las cosas que más queremos destacar es que el debate se crea con la intención de crear difusión de este caso desde un punto de vista anarquista. El desconocimiento del tema por un gran número de libertarios en Madrid y en general en el Estado, nos ha llevado a la difusión de textos de anarquistas rusos y ucranianos (entre otros) que plantean un punto de vista diferente a los expuestos anteriormente. Consideramos, que en parte el motivo por el cual el movimiento libertario no se haya posicionado o haya tomado partida en esto, se debe a la omisión de información en cuanto al papel que están tomando los anarquistas allí.

Es por esto que vemos la “necesidad” de dar a conocer los discursos variados de estas organizaciones e individualidades que deciden no posicionarse a favor de ninguno de los bandos.

Partimos de la base de que la población ucraniana y rusa se encuentran actualmente inmersas en una guerra imperialista apoyada en ambos lados por diversas potencias mundiales que, lejos de mediar o resolver el conflicto, lo alientan aún más, cada cual con la intención de obtener sus propios beneficios. Acuerdos, tratados, reuniones, diplomacias, donación y venta de armas, reclutamientos, financiaciones, propaganda de guerra… Todo ello rodeado de la más absoluta confusión por parte de la población que una vez más es la primera y prácticamente única afectada por esta situación.

Las protestas del Maidan, que se producen ante la suspensión del Acuerdo de Asociación y Libre Comercio con la Unión Europea el 21 de Noviembre de 2013 , son iniciadas por diferentes organizaciones e individualidades descontentos con la gestión del Partido de las Regiones (Viktor Yanukóvich). Dentro de la diversidad de quienes componían el Maidan se encontraban movimientos sociales, algunos anarquistas, individualidades, las oposiciones políticas al actual gobierno como el grupo fascista Pravy Sektor (sector derecho), los de extrema derecha Svoboda (libertad), U.D.A.R. (Alianza Ucraniana para la reforma), Batkivshina (Patria) etc.

La opinión generalizada de la población se encontraba aparentemente dividida entre los que querían la anexión de Ucrania con Rusia y los que preferían que esa anexión fuera con Europa, pero también se encontraban personas descontentas con el gobierno y la corrupción. El día después de la anulación del acuerdo la Plaza de la Independencia de Kiev fue tomada por las protestas de los diferentes opositores de Yanukóvich que estaban en desacuerdo con la última decisión tomada.

Las protestas se tornan violentas con disturbios graves y enfrentamientos importantes en diferentes ciudades, aunque en Kiev se registran los mayores y más calurosas confrontaciones entre manifestantes y policía, registrándose el 22 de Enero los primeros 5 muertos.

Los enfrentamientos prosiguen y el 22 de Febrero de 2014 cuando la policía intenta desalojar por la fuerza la Plaza de la Independencia con más de 26 fallecidos registrados y más de un centenar de heridos.

Tras el intento fallido de pactar una tregua entre el gobierno y la oposición, horas después se vuelven a producir nuevos enfrentamientos con más muertos y heridos, siendo el 20 de Febrero de 2014 llamado el “Jueves Negro” por ser el día más duro de enfrentamientos en la calle entre manifestantes y policía con más de 60 muertos.

Los disturbios ya no se producían solamente con cócteles molotov, piedras y barricadas en las calles, si no con armas de fuego.

Tras negociaciones entre la Unión Europea con el gobierno ucraniano se decide adelantar las elecciones para formar un gobierno de transición, pero al día siguiente de dicha decisión, el 22 de Febrero de 2014, la oposición con Oleksandr Turchinov (Batkivshchyna, Patria) al mando de la coordinación del gobierno decide tomar el país y ocupar las instituciones, en lo que ha sido calificado por diversos sectores como un golpe de estado. Durante esta operación se destituye y expulsa al actual presidente Yanukvich por “abandono de sus funciones”, decidiéndolo con el voto a favor de 328 diputados de un total de 450 y empezando tras esto por aplicar medidas tales como la supresión de la ley de las lenguas de las minorías en los raiones (divisiones administrativas del país) que consideraba que en las zonas donde hubiera al menos un 10% de la población que hablase una determinada lengua podría ser considerada lengua cooficial.

Tras estos resumidos acontecimientos se encuentra la postura de los separatistas pro-rusos en la península de Crimea con la mayor parte de sus habitantes rusos y donde se encuentra la principal flota naval rusa, generándose en dicha zona enfrentamientos entre grupos partidarios de la anexión con Europa y grupos pro-rusos principalmente, siendo el 27 de Febrero de 2014 cuando un grupo de personas armadas toman la presidencia y el parlamento de Crimea con el anuncio de un referéndum regional sobre la decisión de gestión de la región.

Allá por el 1 de Marzo de 2014 las protestas pro-rusas se extienden hasta la región de Donbass con casi la mitad de la población de etnia rusa y más de las tres cuartas partes hablando idioma ruso.

En la zona de Lugansk ocurre lo mismo y las protestas provenientes del Maidan se convierten en referéndums no reconocidos que se celebran el 11 de Mayo con la autoproclamación de las Republicas Populares de Lugansk y Donetsk y siendo el 24 de Mayo de 2014 cuando dichas republicas firman un acuerdo de confederación llamado Estado Federal de Nueva Rusia (“Novorossia”). En estas regiones se siguen sucediendo bombardeos constantes por parte del gobierno ucraniano y pro-rusos que defienden la toma de estas regiones y su reconocimiento de pertenecer a Rusia.

Con este pequeño resumen pretendemos llamar la atención de los compañeros anarquistas para que se informen del tema para poder aportar información el día del debate y partir de una base.

Dado que el escenario que hay actualmente entre Rusia y Ucrania es realmente desastroso, entendemos que es necesario el desbloqueo de información que hay en cuanto al papel de los anarquistas en este conflicto y el cuestionamiento y críticas que se han sucedido desde los inicios.

Creíamos oportuno y necesario difundir la opinión de diversos colectivos anarquistas, anti-autoritarios, anti-capitalistas, movimientos sociales etc. que se encuentran en una situación bastante complicada dado que no se sienten parte de este conflicto y no consideran que esta sea su guerra. El no querer colaborar con ninguno de los dos bandos en esta guerra Imperialista está haciendo que esta tercera opción no representada en ningún rango de poder ni partido político ni deseos de beneficios políticos o personales, esté siendo obviada por parte de los informadores de ambos lados. Resulta bastante más complicado obtener información a cerca de qué postura tomaron y están tomando los anarquistas rusos y ucranianos porque desde un principio se les ha omitido porque muchos de ellos no han querido participar en el conflicto armado ni tampoco en las protestas del Maidan y ello ha sido cuestionado desde sectores de la “izquierda” que apoyan al bando separatista.

Los anarquistas están teniendo reflexiones interesantes en torno a esto, y ello se refleja en los textos y comunicados de los cuales aquí recogemos pequeños extractos con su correspondiente enlace para poder ampliar dicha información.

Se trata de analizar un poco e intentar ponerse en la situación de ellos dado que cualquier opción tomada va a ser en cualquier caso “menos mala”, ya que siempre beneficiará a alguno de los dos bandos y sea cualesquiera que sean, como anarquistas, la destrucción del Estado está por encima de cualquier alianza, pacto, colaboración, etc.

En estos textos se deja claro que la pasividad no es precisamente contemplada como una opción política. Nadie puede permanecer pasivo ante tales atrocidades y menos cuando esta guerra no está representando los intereses del pueblo, si no los de oligarcas de ambos bandos con ansias de poder para retomar su estabilidad o para crear un estado nuevo.

Los anarquistas no podemos vernos representados en el bando separatista por mucho que se esté tildando esta guerra de antifascista. Los bandos de esta guerra no son por un lado el bando fascista y por otro los antifascistas. Nos parecen calificaciones simples y populistas para atraer a la gente y recibir apoyo de los antifascistas internacionales que no cuestionen estas auto-calificaciones ni el objetivo de esta guerra. Es más, la diversidad de ideologías que hay en los batallones de separatistas pro-rusos deja más que claro que no se trata de una defensa antifascista. En ambos lados del conflicto hay fascistas (1), unos aliados con la UE y otros aliados con los estalinistas de las republicas populares de Lugansk y Donetsk. También se ha sabido, aunque muy vagamente, que anarquistas asociados a la Guardia Negra luchan o han luchado en batallones nacionalistas. A nosotros nos da igual quien se autodenomine que, puesto que lo importante son los hechos, y nos genera el mismo rechazo unos que otros y conjuntamente unos con otros inmersos en esta hecatombe están dando paso a la cuarta vía o euroasianismo (2).

Nos gustaría puntualizar que la idea de este evento es aportar información de donde quiera que sea para poder generar un debate interesante. Los textos de los anarquistas rusos y ucranianos, dejan entrever que ellos no tienen una solución ante lo que está ocurriendo, que entre ellos mismos se han producido escisiones y que los debates han sido y siguen estando en parte divididos entre diferentes posturas. La capacidad de analizar todo ello y la intencionalidad de aunar fuerzas para hacer un frente común hace que incluso ellos mismos no sepan cómo actuar en situaciones límite como esta. Por eso nos animan al debate a nosotros, para empatizar con los compañeros de otros lugares, para ver de qué forma sin perder los valores anarquistas, sería la más adecuada para aportar y ayudar tanto a los libertarios como con ayuda humanitaria a la población civil o como para la destrucción de cualquier Estado o símbolo de poder ya sea representado como republicas populares, referéndums de independencia, batallones de voluntarios nazis o “anti-fascistas” o potencias mundiales como UE, EEUU o la OTAN . Por esto, tenemos más que claro, que nuestra información no es ni la veraz ni mucho menos la única y que cualquier opinión que se vierta es fruto de discusiones, lecturas y debates entre compañeros de aquí. La opinión que queremos generar de todo esto es la nuestra, ni más ni menos por eso hemos dejado bien claro que esto se hace con la intención de aportar una “perspectiva libertaria” y no de dar información objetiva, puesto de que a parte creemos que la objetividad no existe y menos en un caso como este y que esta es una manera más de hacer propaganda internacionalista anarquista. De hecho, el buscar información sobre este tema es una tarea de aglutinamiento de textos, artículos, entrevistas, crónicas… que tratamos de cuestionar siempre dentro de nuestras posibilidades ya que entendemos que las comunicaciones y la información en un momento como este no son ni fluidas ni certeras. La censura está a la orden del día y las informaciones obedecen a quienes las escriben.

Por ello, nos gustaría “contestar” a las preguntas que nos formulan los anarquistas que se están viendo en un conflicto en el cual les está siendo difícil poder tomar partida o permanecer pasivos. Para ellos no se trata de desmovilizar, no se trata de paralizar ni se trata de huir. Tratando de leer las traducciones se comprende que lo que se intenta es mantener el ideal anarquista tratando de apoyar primeramente a la población civil y segundo no apoyando a ninguno de los bandos por una cuestión de base: Cualquiera de los dos bandos representa a un Estado, da igual de qué forma, da igual en qué contexto (esto, sin de momento entrar a valorar internamente cómo funcionan dichos Estados, cómo se forman y que intenciones tienen).

Esperamos que esto sirva de aliciente para que los compañeros de aquí busquen información sobre esto y se vuelque el día del debate para poder enriquecer nuestro discurso e incluso poder hacérselo llegar a los anarquistas de allí. Consideramos válidas todas las opiniones siempre y cuando se hagan llegar desde el respeto y teniendo en cuenta que nadie de los allí presentes tiene todas las respuestas y dejando claro que las opiniones que allí se viertan serán eso, opiniones que se pueden cuestionar o no pero que tratan de impulsar un debate sobre el conflicto siempre desde una perspectiva libertaria para enriquecer nuestro discurso.

De lo que se trata es de generar esa información entre todos y aportar nuevas ideas y de intentar ponernos en la situación y encauzar el debate en cuanto a ¿Qué haríamos si estallara una guerra así aquí? ¿De qué manera solicitaríamos apoyo de los compañeros de otros lugares? ¿Cómo participaríamos sin involucrarnos en la defensa de bandos con intereses políticos, liderados por fascistas, estalinistas, chovinistas…? ¿Cómo plantearíamos una resistencia en nuestra zona ante la invasión militar? ¿Cómo afrontaríamos o no el derecho de la autodeterminación de una región sin apoyar la creación de nuevos Estados? ¿De qué forma enviar ayuda humanitaria sin apoyar de manera independiente?

Se dejan ver algunas posibles líneas a tomar entre las reflexionadas por los anarquistas de allí y son la no participación en el conflicto de ninguna de las maneras generando propaganda anarquista y haciendo valoraciones y seguimientos de la situación. Por otro lado está la resistencia en las regiones devastadas y la defensa de la población y el enfrentamiento con cualquier ejército que trate de imponer o atropellar a las personas que viven allí. La petición internacional de ayuda humanitaria a través de organizaciones independientes que no participen en ninguna de las dos partes del conflicto. El combate directo con la extrema derecha ucraniana ya que también está siendo representada en el conflicto y sus resultados se visibilizan en la calle tanto en Ucrania como en Rusia. La creación de espacios para refugiados e insumisos a participar en el ejército que sea…

A continuación dejamos unos extractos de comunicados de anarquistas con sus enlaces para que podáis ampliarlos. Os dejamos el enlace de la Web del evento y enlaces de lugares que a nosotros nos han servido para profundizar un poco más en este tema. A parte de estas, las fuentes a consultar han sido variadas como por ejemplo artículos de periódico, crónicas etc.

 

 

¿Qué tipo de apoyo es lo que buscamos desde camaradas extranjeros? En primer lugar, por favor, un poco de tiempo en tratar de entender la situación en Ucrania y que no sean compatibles con los fans pseudo-antifascistas de las realmente fascistas “repúblicas populares” en Donbass.
En segundo lugar, en sus respectivos países se puede proponer un programa positivo de solidaridad con Ucrania: presionar la condonación de la deuda y que el amplio apoyo financiero de la UE esté condicionado a una agenda reformista de izquierda (en contra de la ayuda actual del FMI, que está condicionada a la lucha contra los trabajadores
 y a favor de las medidas de austeridad).
Por último, es muy importante condenar a la extrema derecha ucraniana, que está
 ganando mucho terreno político en el ambiente político actual – sólo tiene que ser hecho correctamente, sin declaraciones histéricas sobre una [imaginaria] “junta fascista” [en el gobierno] que en realidad sirve al propósito opuesto. La gente puede de esta forma ver que si esto es el fascismo, entonces probablemente no hay nada malo en ello.”

https://adoquin.org/ucrania-la-tregua-es-la-opcion-menos-mala-pero-le-deja-espacio-a-los-fascistas-en-ambos-bandos

 

No vamos a sucumbir a la intoxicación nacionalista. ¡Al diablo con su estado y la “nación”, banderas y mensajes! Esta no es nuestra guerra, y no hay que ir en él,  pagando con su sangre sus palacios, cuentas bancarias, y el placer de sentarse en el poder sillas suaves. ¡Y si los señores en Moscú, Kiev, Lviv, Kharkiv, Donetsk y Simferopol, Washington y Bruselas es nuestro deber – de resistir por todos los medios!

NO guerras entre naciones – NO PAZ ENTRE CLASES!”

http://www.aitrus.info/node/3607

 

 

 

 

 LA TREGUA ES LA OPCIÓN MENOS MALA, PERO LE DEJA ESPACIO A LOS FASCISTAS EN AMBOS BANDOS.

Consideramos justa la resistencia de los trabajadores contra las políticas neoliberales y el gobierno dictatorial Yanukovych. Pero consideramos inaceptable cualquier participación en movilizaciones conjuntas junto a la «oposición» nacionalista burguesa y abiertamente fascista.

Animamos a los grupos libertarios y activistas de Ucrania de actuar con independencia, de presentar sus propias consignas y demandas socio-económicas y de defenderlos a través de la resistencia trabajadora y de la lucha social revolucionaria.”

https://adoquin.org/ucrania-la-tregua-es-la-opcion-menos-mala-pero-le-deja-espacio-a-los-fascistas-en-ambos-bandos

 

No apoyamos la idea de que la guerra en Donbass es una especie de “resistencia contra los fascistas ucranianos ‘. Como se ha dicho antes, hay tendencias nacionalistas en la Ucrania contemporánea, pero apenas más que en cualquier otro país de la exUSSR […]

Por lo tanto, creemos que la “lucha anti-fascista” es aquí una simple etiqueta, que no tiene nada que ver con la realidad. Y la realidad es que estas “repúblicas” son un intento de los imperialistas rusos para respaldar grupos nacionalistas pro-rusos en la región y que les proporcionen armas, equipo y últimamente con las fuerzas armadas con el fin de crear el caos allí. El objetivo final es, tal vez,  utilizar la situación como una herramienta en la obstaculización de Ucrania de unirse a la OTAN, y, como se dijo antes, distraer la atención de la población de Rusia hacia un enemigo externo […]

Una vez dicho esto, es importante destacar que los antifascistas rusos (incluso aquellos que eran considerados  de izquierda o anti-autoritarios) no tienen un punto de vista sobre la guerra Ucrania unificada. Algunos creen que incluso estas repúblicas de Novorossiya derechistas  son mejores que los “fascistas” ucranianos […]”

Acción Autónoma – Moscow

 http://www.alasbarricadas.org/noticias/node/32680

 

 

Realmente existe una catástrofe humanitaria sobre la población del Donbass, y por supuesto, la ayuda humanitaria para la población afectada por los combates es algo que celebrar. Pero esta ayuda se debe hacer a la población civil necesitada directamente o a través de organizaciones independientes, que están lejos de apoyar a ninguna de las partes  en conflicto. […]

[…] estamos seriamente molestos por los intentos de involucrar a los libertarios en el apoyo de una u otra de las partes en la guerra civil de Ucrania. El conflicto de Ucrania no se desarrolla entre las fuerzas de la reacción y el progreso, ni entre el fascismo y el antifascismo. […]”

https://guerraalaguerra.noblogs.org/post/2015/03/12/27/

 

 

El LNR y DNR fundados en el este de Ucraniason también patrocinados por fuentes oligarcas pro-ruso, y se aprovechan de la población civil en sus sucios juegos políticos. No creemos que las acciones militares rebeldes se lleven a cabo en interés de la protección de la población civil del este de Ucrania. No creemos en la declaración abierta y sincera de la voluntad mientras se celebra a punta de pistola. Y no creemos en el “antifascismo” repentino de militantes armados que traen la iniquidad con su territorio controlado y hacer daño a civiles inocentes. […]

[…]No queremos tener ninguna asociación con el gran número de personas que ahora dicen ser “antifascistas” y “anarquistas”, que en realidad son nacionalistas y chovinistas […]

Debemos recordar la cantidad de sangre que se ha derramado a lo largo de los últimos diez años para la creación de un movimiento antifascista internacional unido en nuestros países. Nuestros amigos no lucharon y murieron sólo para que la próxima generación de antifascistas caigan víctimas del engaño de la propaganda estatal.

¡No – a cualquier y todo tipo de pacto o unión con los nazis!
¡No – a cualquier forma
 de nacionalismo o chovinismo imperial!
¡No – a excusar o justificar los crímenes de guerra y genocidio!
¡No – la política de doble rasero y el poder de los oligarcas!
¡Todo nuestro apoyo – a la pacífica población de Ucrania!
[…]”

http://www.rojoynegro.info/articulo/sin-fronteras/grupos-musicales-movimientos-sociales-publican-manifiesto-posici%C3%B3n-antifascis

 

 

Apoyamos la campaña de ayudar a los desplazados internos de las regiones devastadas por la guerra, y estamos dispuestos a apoyar a los desertores y los conscriptos que evaden el servicio por razones éticas y políticas. […]

En el actual conflicto, apoyamos ni facciones del gobierno ni pro-rusas ucranianas que establecieron su autoridad en la parte de Luhansk y Donetsk provincias. La clase obrera (es decir, todos los que no tiene ni el poder ni el capital) es igualmente ajeno tanto al concepto de Ucrania y unitaria a las ideas de “federalización” o creación de nuevos estados  […]”

https://avtonom.org/en/news/war-against-war-statement-leftists-and-anarchists-confrontation-ukraine

 

Enlaces de interés:

www.donbassantifascista.noblogs.org

www.rusafa.wordpress.com

http://revistacontrahistoria.blogspot.com.es/2014/02/entre-neofascistas-ultranacionalistas.html

https://adoquin.org/noticias-y-analisis?field_noticias_temas_tid%5B%5D=33

http://avtonom.org/

http://www.alasbarricadas.org/forums/viewtopic.php?f=25&t=56982

http://www.aitrus.info/

http://avtonomia.net

(1)

http://www.antimilitaristas.org/spip.php?article5507

(2)

http://www.4pt.su/es/content/eurasia-la-vision-geopolitica-de-alexander-dugin

hecatombe están dando paso a la cuarta vía o euroasianismo (2).

Nos gustaría puntualizar que la idea de este evento es aportar información de donde quiera que sea para poder generar un debate interesante. Los textos de los anarquistas rusos y ucranianos, dejan entrever que ellos no tienen una solución ante lo que está ocurriendo, que entre ellos mismos se han producido escisiones y que los debates han sido y siguen estando en parte divididos entre diferentes posturas. La capacidad de analizar todo ello y la intencionalidad de aunar fuerzas para hacer un frente común hace que incluso ellos mismos no sepan cómo actuar en situaciones límite como esta. Por eso nos animan al debate a nosotros, para empatizar con los compañeros de otros lugares, para ver de qué forma sin perder los valores anarquistas, sería la más adecuada para aportar y ayudar tanto a los libertarios como con ayuda humanitaria a la población civil o como para la destrucción de cualquier Estado o símbolo de poder ya sea representado como republicas populares, referéndums de independencia, batallones de voluntarios nazis o “anti-fascistas” o potencias mundiales como UE, EEUU o la OTAN . Por esto, tenemos más que claro, que nuestra información no es ni la veraz ni mucho menos la única y que cualquier opinión que se vierta es fruto de discusiones, lecturas y debates entre compañeros de aquí. La opinión que queremos generar de todo esto es la nuestra, ni más ni menos por eso hemos dejado bien claro que esto se hace con la intención de aportar una “perspectiva libertaria” y no de dar información objetiva, puesto de que a parte creemos que la objetividad no existe y menos en un caso como este y que esta es una manera más de hacer propaganda internacionalista anarquista. De hecho, el buscar información sobre este tema es una tarea de aglutinamiento de textos, artículos, entrevistas, crónicas… que tratamos de cuestionar siempre dentro de nuestras posibilidades ya que entendemos que las comunicaciones y la información en un momento como este no son ni fluidas ni certeras. La censura está a la orden del día y las informaciones obedecen a quienes las escriben.

Por ello, nos gustaría “contestar” a las preguntas que nos formulan los anarquistas que se están viendo en un conflicto en el cual les está siendo difícil poder tomar partida o permanecer pasivos. Para ellos no se trata de desmovilizar, no se trata de paralizar ni se trata de huir. Tratando de leer las traducciones se comprende que lo que se intenta es mantener el ideal anarquista tratando de apoyar primeramente a la población civil y segundo no apoyando a ninguno de los bandos por una cuestión de base: Cualquiera de los dos bandos representa a un Estado, da igual de qué forma, da igual en qué contexto (esto, sin de momento entrar a valorar internamente cómo funcionan dichos Estados, cómo se forman y que intenciones tienen).

Esperamos que esto sirva de aliciente para que los compañeros de aquí busquen información sobre esto y se vuelque el día del debate para poder enriquecer nuestro discurso e incluso poder hacérselo llegar a los anarquistas de allí. Consideramos válidas todas las opiniones siempre y cuando se hagan llegar desde el respeto y teniendo en cuenta que nadie de los allí presentes tiene todas las respuestas y dejando claro que las opiniones que allí se viertan serán eso, opiniones que se pueden cuestionar o no pero que tratan de impulsar un debate sobre el conflicto siempre desde una perspectiva libertaria para enriquecer nuestro discurso.

De lo que se trata es de generar esa información entre todos y aportar nuevas ideas y de intentar ponernos en la situación y encauzar el debate en cuanto a ¿Qué haríamos si estallara una guerra así aquí? ¿De qué manera solicitaríamos apoyo de los compañeros de otros lugares? ¿Cómo participaríamos sin involucrarnos en la defensa de bandos con intereses políticos, liderados por fascistas, estalinistas, chovinistas…? ¿Cómo plantearíamos una resistencia en nuestra zona ante la invasión militar? ¿Cómo afrontaríamos o no el derecho de la autodeterminación de una región sin apoyar la creación de nuevos Estados? ¿De qué forma enviar ayuda humanitaria sin apoyar de manera independiente?

Se dejan ver algunas posibles líneas a tomar entre las reflexionadas por los anarquistas de allí y son la no participación en el conflicto de ninguna de las maneras generando propaganda anarquista y haciendo valoraciones y seguimientos de la situación. Por otro lado está la resistencia en las regiones devastadas y la defensa de la población y el enfrentamiento con cualquier ejército que trate de imponer o atropellar a las personas que viven allí. La petición internacional de ayuda humanitaria a través de organizaciones independientes que no participen en ninguna de las dos partes del conflicto. El combate directo con la extrema derecha ucraniana ya que también está siendo representada en el conflicto y sus resultados se visibilizan en la calle tanto en Ucrania como en Rusia. La creación de espacios para refugiados e insumisos a participar en el ejército que sea…

A continuación dejamos unos extractos de comunicados de anarquistas con sus enlaces para que podáis ampliarlos. Os dejamos el enlace de la Web del evento y enlaces de lugares que a nosotros nos han servido para profundizar un poco más en este tema. A parte de estas, las fuentes a consultar han sido variadas como por ejemplo artículos de periódico, crónicas etc.

 

 

¿Qué tipo de apoyo es lo que buscamos desde camaradas extranjeros? En primer lugar, por favor, un poco de tiempo en tratar de entender la situación en Ucrania y que no sean compatibles con los fans pseudo-antifascistas de las realmente fascistas “repúblicas populares” en Donbass.
En segundo lugar, en sus respectivos países se puede proponer un programa positivo de solidaridad con Ucrania: presionar la condonación de la deuda y que el amplio apoyo financiero de la UE esté condicionado a una agenda reformista de izquierda (en contra de la ayuda actual del FMI, que está condicionada a la lucha contra los trabajadores
 y a favor de las medidas de austeridad).
Por último, es muy importante condenar a la extrema derecha ucraniana, que está
 ganando mucho terreno político en el ambiente político actual – sólo tiene que ser hecho correctamente, sin declaraciones histéricas sobre una [imaginaria] “junta fascista” [en el gobierno] que en realidad sirve al propósito opuesto. La gente puede de esta forma ver que si esto es el fascismo, entonces probablemente no hay nada malo en ello.”

https://adoquin.org/ucrania-la-tregua-es-la-opcion-menos-mala-pero-le-deja-espacio-a-los-fascistas-en-ambos-bandos

 

No vamos a sucumbir a la intoxicación nacionalista. ¡Al diablo con su estado y la “nación”, banderas y mensajes! Esta no es nuestra guerra, y no hay que ir en él,  pagando con su sangre sus palacios, cuentas bancarias, y el placer de sentarse en el poder sillas suaves. ¡Y si los señores en Moscú, Kiev, Lviv, Kharkiv, Donetsk y Simferopol, Washington y Bruselas es nuestro deber – de resistir por todos los medios!

NO guerras entre naciones – NO PAZ ENTRE CLASES!”

http://www.aitrus.info/node/3607

 

 

 

 

 LA TREGUA ES LA OPCIÓN MENOS MALA, PERO LE DEJA ESPACIO A LOS FASCISTAS EN AMBOS BANDOS.

Consideramos justa la resistencia de los trabajadores contra las políticas neoliberales y el gobierno dictatorial Yanukovych. Pero consideramos inaceptable cualquier participación en movilizaciones conjuntas junto a la «oposición» nacionalista burguesa y abiertamente fascista.

Animamos a los grupos libertarios y activistas de Ucrania de actuar con independencia, de presentar sus propias consignas y demandas socio-económicas y de defenderlos a través de la resistencia trabajadora y de la lucha social revolucionaria.”

https://adoquin.org/ucrania-la-tregua-es-la-opcion-menos-mala-pero-le-deja-espacio-a-los-fascistas-en-ambos-bandos

 

No apoyamos la idea de que la guerra en Donbass es una especie de “resistencia contra los fascistas ucranianos ‘. Como se ha dicho antes, hay tendencias nacionalistas en la Ucrania contemporánea, pero apenas más que en cualquier otro país de la exUSSR […]

Por lo tanto, creemos que la “lucha anti-fascista” es aquí una simple etiqueta, que no tiene nada que ver con la realidad. Y la realidad es que estas “repúblicas” son un intento de los imperialistas rusos para respaldar grupos nacionalistas pro-rusos en la región y que les proporcionen armas, equipo y últimamente con las fuerzas armadas con el fin de crear el caos allí. El objetivo final es, tal vez,  utilizar la situación como una herramienta en la obstaculización de Ucrania de unirse a la OTAN, y, como se dijo antes, distraer la atención de la población de Rusia hacia un enemigo externo […]

Una vez dicho esto, es importante destacar que los antifascistas rusos (incluso aquellos que eran considerados  de izquierda o anti-autoritarios) no tienen un punto de vista sobre la guerra Ucrania unificada. Algunos creen que incluso estas repúblicas de Novorossiya derechistas  son mejores que los “fascistas” ucranianos […]”

Acción Autónoma – Moscow

 http://www.alasbarricadas.org/noticias/node/32680

 

 

Realmente existe una catástrofe humanitaria sobre la población del Donbass, y por supuesto, la ayuda humanitaria para la población afectada por los combates es algo que celebrar. Pero esta ayuda se debe hacer a la población civil necesitada directamente o a través de organizaciones independientes, que están lejos de apoyar a ninguna de las partes  en conflicto. […]

[…] estamos seriamente molestos por los intentos de involucrar a los libertarios en el apoyo de una u otra de las partes en la guerra civil de Ucrania. El conflicto de Ucrania no se desarrolla entre las fuerzas de la reacción y el progreso, ni entre el fascismo y el antifascismo. […]”

https://guerraalaguerra.noblogs.org/post/2015/03/12/27/

 

 

El LNR y DNR fundados en el este de Ucraniason también patrocinados por fuentes oligarcas pro-ruso, y se aprovechan de la población civil en sus sucios juegos políticos. No creemos que las acciones militares rebeldes se lleven a cabo en interés de la protección de la población civil del este de Ucrania. No creemos en la declaración abierta y sincera de la voluntad mientras se celebra a punta de pistola. Y no creemos en el “antifascismo” repentino de militantes armados que traen la iniquidad con su territorio controlado y hacer daño a civiles inocentes. […]

[…]No queremos tener ninguna asociación con el gran número de personas que ahora dicen ser “antifascistas” y “anarquistas”, que en realidad son nacionalistas y chovinistas […]

Debemos recordar la cantidad de sangre que se ha derramado a lo largo de los últimos diez años para la creación de un movimiento antifascista internacional unido en nuestros países. Nuestros amigos no lucharon y murieron sólo para que la próxima generación de antifascistas caigan víctimas del engaño de la propaganda estatal.

¡No – a cualquier y todo tipo de pacto o unión con los nazis!
¡No – a cualquier forma
 de nacionalismo o chovinismo imperial!
¡No – a excusar o justificar los crímenes de guerra y genocidio!
¡No – la política de doble rasero y el poder de los oligarcas!
¡Todo nuestro apoyo – a la pacífica población de Ucrania!
[…]”

http://www.rojoynegro.info/articulo/sin-fronteras/grupos-musicales-movimientos-sociales-publican-manifiesto-posici%C3%B3n-antifascis

 

 

Apoyamos la campaña de ayudar a los desplazados internos de las regiones devastadas por la guerra, y estamos dispuestos a apoyar a los desertores y los conscriptos que evaden el servicio por razones éticas y políticas. […]

En el actual conflicto, apoyamos ni facciones del gobierno ni pro-rusas ucranianas que establecieron su autoridad en la parte de Luhansk y Donetsk provincias. La clase obrera (es decir, todos los que no tiene ni el poder ni el capital) es igualmente ajeno tanto al concepto de Ucrania y unitaria a las ideas de “federalización” o creación de nuevos estados  […]”

https://avtonom.org/en/news/war-against-war-statement-leftists-and-anarchists-confrontation-ukraine

 

Enlaces de interés:

www.donbassantifascista.noblogs.org

www.rusafa.wordpress.com

http://revistacontrahistoria.blogspot.com.es/2014/02/entre-neofascistas-ultranacionalistas.html

https://adoquin.org/noticias-y-analisis?field_noticias_temas_tid%5B%5D=33

http://avtonom.org/

http://www.alasbarricadas.org/forums/viewtopic.php?f=25&t=56982

http://www.aitrus.info/

http://avtonomia.net

(1)

http://www.antimilitaristas.org/spip.php?article5507

(2)

http://www.4pt.su/es/content/eurasia-la-vision-geopolitica-de-alexander-dugin

INFORMACIÓN Y CONTACTO

www.guerraalaguerra.noblogs.org

guerraalaguerra@riseup.net

El viernes 2 de mayo la Casa de los Sindicatos en Odessa fue incendiada. Un total de al menos 42 personas perdieron la vida durante los enfrentamientos en la ciudad, la mayoría de ellas en el incendio y las otras en peleas callejeras. Hay un excelente testimonio en ruso de un testigo presencial de los hechos disponible aquí.

Los acontecimientos comenzaron a desarrollarse cuando combatientes armados pro-rusos AntiMaidan atacaron una manifestación organizada por ultras de fútbol con simpatías nacionalistas. En el ataque hubo muertes, pero pronto los pro-rusos fueron superados. Huyeron de vuelta a su campamento de protesta en la plaza Kulikovo Pole, pero los manifestantes pro-Kiev los siguieron y prendieron fuego al campamento de protesta. Los pro-rusos escaparon a la Casa de los Sindicatos, que en poco tiempo fue incendiada. La propagación del fuego puede verse en este vídeo. A partir del segundo minuto se puede ver una llama tras una ventana cerrada, por lo que es posible que alguno de los incendios fueran iniciados desde el interior. Por ejemplo debido a los accidentes con cócteles molotov que fueron utilizados por ambos bandos durante la lucha. Sin embargo también se puede ver nacionalistas pro-ucranianos lanzando cócteles molotov, lo que les hace al menos parcialmente responsables del fuego.

Hay dudas sobre si el grupo central de pro-rusos que atacaron la manifestación con armas de fuego eran provocadores externos. Pero es cierto que en la Casa de los Sindicatos había gente que nada tenían que ver con el ataque. En una serie de fotografías se puede ver a policías que protegen el núcleo de los atacantes. De todos modos la policía fue muy pasiva durante el incendio, y no interfirió en los acontecimientos. Incluso si la policía no formó parte de una conspiración, por lo menos, actuaron con una absoluta falta de profesionalidad.

Durante el fin de semana tropas del gobierno central y “federalistas” locales habían estado librando una guerra en la ciudad de Kramatorsk en la Ucrania del este. Esto quiere decir que lo que está sucediendo en Ucrania puede ya ser considerado una guerra civil. En las próximas semanas se esclarecerá hasta donde se extenderá la guerra y si Rusia va a interferir.

Me considero un experto en el contexto ruso porque viví en Moscú durante más de 12 años, pero esto no quiere decir que sea un experto en temas ucranianos. Sólo he visitado el país en tres ocasiones en los últimos años, y tengo poco más de 20 amigos allí. Sin embargo, habiéndome familiarizado con Ucrania, comprendí rápidamente que podría ser el escenario de una posible guerra civil. Todos mis amigos ucranianos, sin embargo, estaban absolutamente seguros de que aquello era imposible. A pesar de todas las diferencias entre la Ucrania del este y del oeste, nadie estaba dispuesto a matar en su nombre. Estaban convencidos de que Ucrania nunca podría convertirse en otra Yugoslavia. Todos ellos tenía conocidos, amigos y seres queridos a ambos lados del río Dniéper, y de habla ucraniana y rusa. Pero si uno sólo tiene en cuenta sus propios amigos, cae en la trampa de diferencias de escala, ignorando los mecanismos que generan odio a gran escala.

La guerra no requiere odio personal entre las personas, las razones geopolíticas y económicas son suficientes. Y en Ucrania los intereses geopolíticos son mucho mayores que en Yugoslavia. Si alguien tiene interés en inflamar el odio o la guerra étnica, con un pequeño roce étnico es suficiente. Unos pocos abusos, asesinatos y secuestros, y todo el mundo estará listo para la batalla. Esto ha funcionado ahora en Ucrania, al igual que anteriormente en muchos otros lugares.

Por el momento la “izquierda” occidental parece estar desorientada en relación con la situación en el país. Es porque la “izquierda”, en términos generales, no es un concepto muy útil en la antigua Unión Soviética, ya que puede significar cualquier cosa, desde los socialdemócratas y los anarquistas, a estalinistas que apoyan a Putin. Personalmente prefiero escribir siempre la palabra entre comillas. Me identifico con los anarquistas, no con la “izquierda”, ya que, desde hace bastante tiempo los anarquistas han sido la única fuerza política en Rusia, que unía el espíritu de oposición contra el racismo, el sexismo y la homofobia a la ética de la igualdad social. Hasta hace muy poco no había mucha “nueva izquierda” de tipo occidental en Rusia, con la excepción de un puñado de trotskistas .

Una división dentro de la “izquierda” en Ucrania es completamente predecible y hasta necesaria. En Járkiv la organización callejera estalinista “Borotba” (“Lucha”) ha estado en el lado opuesto de los anarquistas. En esta región de la antigua Unión Soviética, el 99,9 % de la “izquierda” siempre apoyará el imperialismo por el bien de “estar con el pueblo”. Ya es hora de que los anarquistas rechacen la etiqueta de “izquierda”. Nosotros no tenemos nada en común con esa gente.

Pero los anarquistas también pueden ser fácilmente manipulados con palabras de moda tales como “autoorganización” y “democracia directa”. Por ejemplo Boris Kagarlitsky, un intelectual ruso ampliamente conocido entre la “izquierda” occidental y un invitado frecuente de los Foros Sociales Mundiales, ha encontrado terreno fértil en el este por el uso de estas palabras de moda.

Al parecer los anarquistas de Ucrania y Rusia no fueron capaces de prever el desarrollo de los acontecimientos que han conducido a la guerra civil. El movimiento Maidan sólo se había debatido desde el punto de vista de que podría ofrecer algo mejor que el régimen de Yanukovich. No se esperaba que Rusia reaccionase a un victoria del Maidan fomentando de manera consciente el conflicto, y que la situación eventualmente pudiese llegar a una guerra civil.

Mientras que Rusia es el principal proveedor de maquinaria de propaganda y armas del conflicto, los países occidentales no lo están haciendo mucho mejor, ya que sólo reconocen los intereses del nuevo gobierno en Kiev y presentan al movimiento de Ucrania del este como unas simples marionetas de Rusia. El brazo armado de los “federalistas” son sin duda títeres del Kremlin, pero si no fuera por el descontento generalizado y las protestas contra el nuevo régimen en Kiev, no habría aparecido este brazo armado.

No creo que una guerra civil sea el objetivo del Kremlin. En primer lugar quería desestabilizar Ucrania al máximo con el fin de que Kiev renunciase a cualquier intento de recuperar el control de Crimea. Ahora la situación está fuera del control del Kremlin, y puede que tenga que enviar tropas regulares a Ucrania con el fin de cumplir con la promesa de apoyo que ha dado a los “federalistas”.

El gobierno de Kiev ha dado tantos “ultimátums finales” que fueron rápidamente olvidados, y ha anunciado tantas “operaciones antiterroristas” inexistentes, que es evidente que tiene muy pocas tropas listas para la batalla. En realidad las tropas del gobierno central han pasado unas cuantas veces a la acción con resultados tragicómicos. Por lo tanto el gobierno entiende que todavía se cuestiona si tendría éxito en un guerra civil a gran escala. Sin embargo, también entiende que la guerra puede ayudar a disciplinar la sociedad, estabilizar el nuevo orden y relegar las promesas dadas al Maidan al olvido. Con el tiempo ambas partes han llegado a comprender que podría ser necesario para sus intereses desencadenar una guerra a gran escala, aunque no hubiera sido el plan inicial.

Los desacuerdos dentro del movimiento anarquista

En el transcurso de los acontecimientos los movimientos anarquistas de Ucrania y Rusia se han dividido en tres partes diferentes. El primer grupo se ha concentrado en producir declaraciones para Internet, en contra de ambos lados del conflicto. Para ellos el mantenerse fuera de cualquier proceso social es casi un principio y sólo quieren hacer seguimiento y evaluar. La participación en la protesta social no es su objetivo, ya que prefieren mantener sus manos limpias. Como en cada proceso participan o los liberales repugnantes, los odiados nacionalistas, los horribles estalinistas, o los tres al mismo tiempo, u otros indeseables, uno no puede participar nunca plenamente en nada y la única alternativa es quedarse en casa y publicar declaraciones en Internet escribiendo cómo todo va de mal en peor. Sin embargo, la mayoría del tiempo estas declaraciones son sólo obvias banalidades.

El segundo grupo lo componen los que se entusiasmaron con todo el espectáculo de los disturbios (“riot porn”) y la violencia contra la policía de Kiev, sin tener en cuenta quién ejecutaba esta violencia y en interés de quién. Ciertos antifascistas incluso llegaron tan lejos que empezaron a defender la “unidad nacional” en el Maidan, y amenazaron a algunos anarquistas de Kiev por sus críticas al Maidan y su negativa a participar. La mayoría de esta gente son sólo fans de la violencia contra la policía sin ningún marco teórico, pero algunos quieren darle al Maidan un imaginario sabor antiautoritario, equiparando la junta general del Maidan (“Veche”) con los consejos revolucionarios establecidos durante las revoluciones del siglo XX. Basan esta afirmación en las demandas sociales ocasionalmente presentadas en el Maidan, pero estas demandas siempre han sido marginales dentro de la agenda del Maidan.

Una de estas demandas marginales fue la propuesta de que los oligarcas paguen una décima parte de sus ingresos en impuestos, lo cual, en general, correspondía con las ideas del populismo nacionalista. Sin embargo, las demandas del Maidan de Kiev estaban muy lejos de exigir que los oligarcas devolvieran los miles de millones robados a la sociedad. En Vinnytsa y Zhitomir hubo un intento de expropiar fábricas de propiedad de capital alemán, pero fue el único caso que conozco que intentó ir más allá del contexto nacional-liberal.

En cualquier caso, el problema principal en el Maidan no era la ausencia de una agenda social y de democracia directa, sino el hecho de que la gente ni siquiera lo exigía. Incluso aunque todas las participantes repetían que no querían otra “revolución naranja”, como en 2004, ni que volviese Yulia Timoshenko, al final del día, el magnate del chocolate Poroshenko y el boxeador Vitaly Klichko están liderando las encuestas. Ésta fue la elección del pueblo una vez se cansaron de la vía revolucionaria, tal como la proponían los nacionalistas radicales de “Pravy Sektor” (Sector de Derechas). A partir de ahora la gente quiere volver a “la vida normal y corriente”, a la vida de antes de Yanukovich, y no están dispuestos a hacer los sacrificios que los nuevos acontecimientos revolucionarios exigen. La democracia representativa es, en efecto, como una hidra, si cortas una cabeza, dos crecerán en su lugar.

Sin embargo, ninguno de los temores de “golpe de estado fascista” se han materializado.
Los fascistas GANARON muy poco poder real, y en Ucrania su papel histórico es ser los soldados de asalto para las reformas liberales que exige el FMI y la Unión Europea – es decir, recortes de pensiones, la subida de más de cinco veces del precio de consumo de gas, y otras medidas. El fascismo en Ucrania tiene una larga tradición, pero ha sido incapaz de poner en marcha su propio programa en la ola revolucionaria. Es muy probable que el partido “Svoboda” (“Libertad”) se haya desacreditado por completo ante sus votantes.

Pero cualquiera que hubiera tratado de intervenir, anarquistas incluidos, habría encontrado el mismo destino – es decir, ser marginalizado después de todo el esfuerzo. Durante las protestas, anarquistas y la “izquierda” miraban hacia el Sector de Derechas con envidia, pero al final de todo la visibilidad y notoriedad, por las que pagaron un alto precio, no ha sido suficiente para ayudar al Sector de Derechas a ganar una influencia real.

Si los anarquistas de Kiev hubieran escogido la posición de “observadores neutrales” después de que Yanukovich disparase a los manifestantes, los habría desacreditado completamente. Si después de ser fusilados, la clase obrera, o más exactamente “el pueblo”, es decir, la clase obrera junto con la capa más baja de la burguesía, no hubieran derrocado a Yanukovich, la sociedad ucraniana caería en un sueño letárgico, experimentado ya en la actualidad por las sociedades rusa y bielorrusa. Obviamente, después de la masacre no había otra opción posible excepto derrocar el poder, no importa lo que viniera en su lugar. Los anarquistas de Kiev estaban en posición de influir significativamente en la situación, pero mantenerse al margen ya no era una opción.

Y así llegamos a la tercera posición adoptada por anarquistas, la “centrista” – entre el afán por acción sin pensamiento previo y las declaraciones “neutrales” en Internet. El grupo de los anarquistas realistas entendió, que incluso si las protestas del Maidan prácticamente carecían de un programa positivo significativo, algo había que hacer o en el FUTURO sería terrible .

Los límites de la intervención

Los anarquistas de Kiev participaron en una serie de iniciativas importantes durante la oleada revolucionaria – en primer lugar, la ocupación del Ministerio de Educación, y el asalto contra la Oficina de Inmigración por parte del grupo local de “No Border”, que estaba buscando pruebas de cooperación ilegal con los servicios de seguridad de países extranjeros. Pero la intervención anarquista más exitosa fue la de Járkiv, donde el Maidan era relativamente débil, pero también más libre de influencia nacionalista.

Sin embargo, este centrismo tiene sus propios problemas. Por un lado, puedes ayudar sin querer a que las fuerzas equivocadas GANEN poder, también desacreditando la protesta radical. Un segundo problema sería que podrías terminar luchando en una guerra que no es la tuya. Cuando el AntiMaidan atacó el Maidan en Járkiv, su enemigo imaginario no fueron los anarquistas, sino la OTAN, la UE o los fascistas occidentales de Ucrania. Ya que los anarquistas se habían unido al Maidan, habría sido una cobardía abandonar la lucha una vez comenzada. Así, los anarquistas acabaron luchando codo con codo con los liberales y fascistas. No quiero criticar a los anarquistas de Járkiv; después de todo, lo que hicieron fue, tal vez, el intento más serio entre los anarquistas ucranianos de influir en el trascurso de los acontecimientos, pero ésta apenas era su lucha, y éstos no eran en absoluto los aliados que querían.

Y así llega el momento en que la deserción se convierte en imperativo, y es cuando comienza la guerra civil. Hasta ahora todavía es demasiado pronto para hacer una evaluación definitiva de los intentos anarquistas por influir en el Maidan, y tras el comienzo de una guerra civil, el Maidan ya no juega ningún papel. A partir de ahora, las asambleas se convertirán en ejército, y los rifles de asalto reemplazarán los cócteles molotov. La disciplina militar reemplazará la organización espontánea.

Algunos partidarios de la organización ucraniana “Borotba” y el Frente de Izquierda rusa han declarado que están tratando de hacer las mismas cosas que los anarquistas hicieron en el Maidan, es decir, protestar directamente por demandas sociales. Pero el AntiMaidan no tiene estructuras de democracia directa, ni siquiera distorsionadas. Adoptaron rápidamente el modelo de las organizaciones jerárquicas, militares. El liderazgo del AntiMaidan se compone de ex-agentes de policía y de la reserva del ejército. No intenta ejercer influencia a través de las masas, sino con el poder militar y las armas. Esto tiene mucho sentido, teniendo en cuenta que según una reciente encuesta incluso en la zona más pro-“federalista”, en Lugansk, apenas un 24 % de la población está a favor de la toma armada de estructuras gubernamentales. Es decir, el AntiMaidan no puede alcanzar la victoria a través de manifestaciones masivas.

Considerando que en su esencia el Maidan era una protesta liberal de clase media y nacionalista, con el apoyo de parte de la burguesía, el AntiMaidan es de tendencia puramente contra-revolucionaria. Por supuesto que el AntiMaidan tiene sus bases populares. Un intento anarquista de intervenir en el movimiento significaría apoyar el enfoque soviético e imperialista. El Partido Comunista de la Federación Rusa, Borotba, el Frente de Izquierda Ruso y Boris Kagarlitsky se han sumado a este sector chovinista soviético. Intervenir en el Maidan sólo tenía sentido siempre y cuando el enemigo fueran las fuerzas de policía Berkut y matones a sueldo. Cuando los oponentes son participantes del AntiMaidan desorientados, ya no tiene sentido luchar en las calles.

Cuando se mira a ambos lados del conflicto se puede ver una tendencia peligrosa, con la que cada anarquista y antiautoritario se enfrentará en el FUTURO: la recuperación de la retórica y terminología anti- autoritaria para fines de ideologías jerárquicas. Por un lado tenemos a los “nacionalistas autónomos”, que han encontrado la simpatía entre muchos anarquistas, y, por otro, los intelectuales como Boris Kagarlitsky. Ambos lados caracterizan facciones en guerra con atributos tales como “democracia directa” y “autoorganización”. En realidad, estas características están, o bien, presentes de una forma distorsionada, o no están presentes en absoluto. Cuando dos diferentes sabores de nacionalismo son “autorganizados” con el fin de mutilarse y asesinarse entre sí, no hay nada que celebrar. Tras los acontecimientos en Ucrania, está claro que los anarquistas deben explicar al mundo la diferencia esencial entre la “autoorganización” y la autoorganización.

Según la encuesta de opinión a la que se hace referencia más arriba, en la Ucrania del este como conjunto sólo el 12 % de la población apoya las acciones armadas de los “federalistas”, mientras que al gobierno de Kiev le apoya un 30 %. El restante 58 % no apoya a ninguno de ellos, y en condiciones de guerra civil, esta es la mayoría con la que debemos contar. Debemos alentar la deserción y la prevención de conflictos. En cualquier otra situación, y si los anarquistas tuvieran más influencia, podríamos formar unidades independientes en contra de ambas facciones beligerantes.

Civiles desarmados han detenido baños de sangre en varios lugares moviéndose entre las tropas como escudos humanos. Si no fuera por este tipo de desobediencia civil, una guerra a gran escala habría estallado mucho antes. Deberíamos apoyar este movimiento y tratar de dirigirlo al mismo tiempo contra los “Federalistas” y las tropas del gobierno. En caso de que Rusia reaccionase, ya sea mediante la ocupación de partes Ucrania del este, o el país en su conjunto, podríamos tomar el ejemplo de los partisanos anarquistas de la época de la Segunda Guerra Mundial en Francia e Italia. Bajo tales condiciones, el principal enemigo es el ejército de ocupación, que generaría muy rápidamente en toda la población gran hostilidad hacia el invasor. Pero también es necesario mantener la máxima distancia de los elementos nacionalistas de la resistencia, pues cualquier alianza con ellos dificultaría que anarquistas realizasen su propio programa en el marco de la resistencia.

Los acontecimientos de Odessa son una tragedia, y es posible que entre las que murieron en la Casa de los Sindicatos también hubo personas que no participaron en la escalada de violencia. Las personas que lanzaron cócteles molotov al edificio debían haber entendido las consecuencias. Aún cuando el incendio no fue exclusivamente su culpa, no fue por falta de intentos.

En caso de que la guerra civil se extienda, estas muertes son sólo el comienzo. No cabe duda de que en ambos lados la mayoría sólo quiere una vida mejor para los suyos y su tierra, y que muchos odian a los gobiernos y oligarcas en igual medida. Cuantas más personas sinceramente ingenuas mueran, mayor será la presión para apoyar a una de las facciones en la guerra, y debemos luchar contra esta presión.

Aunque en ciertas ocasiones creemos que puede valer la pena respirar gases lacrimógenos o sentir la porra policial en una revolución burguesa, no tiene ningún sentido en absoluto morir en una guerra civil entre dos bandos igualmente burgueses y nacionalistas. No sería otro Maidan, sino algo completamente diferente. Ninguna sangre, anarquista o de cualquier otro, debería derramarse por esta estupidez.

Antti Rautiainen

Original en: avtonom.org

http://www.antimilitaristas.org/spip.php?article5453

En el actual conflicto, no apoyamos ni facciones del gobierno ni pro-rusas ucranianas que establecieron su autoridad en la parte de Luhansk y Donetsk. La clase obrera (es decir, todos los que no tiene ni el poder ni el capital) es igualmente ajena tanto al concepto de Ucrania como a la unitaria a las ideas de “federalización” o creación de nuevos estados – estos son sólo los juegos de los políticos con la sangre de la gente común. Nosotros, la izquierda y los anarquistas, debemos adherirnos principalmente a las necesidades de la clase obrera en las regiones devastadas por la guerra de Ucrania y proteger sus derechos y libertades.

Contra LPR y DPR!

Donetsk y Luhansk ,”repúblicas populares” ,son una colección de beligerantes juntas de derecha. Derechos y libertades, que se otorgan al resto de Ucrania, no están disponibles en los territorios bajo su control. Manifestación públicamente que la disidencia política no es posible allí; activistas de los derechos de los trabajadores que criticaron DPR fueron secuestrados y torturados. Tras la preservación de estos regímenes, la clase obrera será completamente privada de toda oportunidad de defender sus derechos legales. La única forma posible de la actividad de “izquierda” en la RPD y LPR es la adoración de los símbolos soviéticos, que no tiene nada que ver con los intereses de los trabajadores.

Los regímenes reaccionarios de DPR y LPR no están interesados ​​en una solución pacífica, que apuntan a una escalada del conflicto aún más alta, lo cual es confirmado por las promesas de sus líderes para “llegar a Jarkov”, “Kiev” y “Lviv”. 

Contra el gobierno de Ucrania!

Las autoridades ucranianas se benefician de contratos de guerra, de enviar reservistas de guerra y de los reclutas sin entrenamiento que van a la primera línea de la guerra civil, y tratan de utilizar el conflicto militar prolongado para fortalecer sus posiciones. Contrariamente a la retórica forzadas de la unidad entre el gobierno y el pueblo, debemos resistir todos los intentos de restringir las garantías sociales, los derechos y las libertades políticas, todas las manifestaciones de la violencia policial y militar, toda la incitación al prejuicio nacionalista y religiosa entre los soldados y la gente común . Para la clase dominante, la guerra es la posibilidad de una ofensiva en las esferas políticas y sociales. En la lucha contra la agresión del régimen de Putin y sus satélites, los ucranianos no deberían descuidar el peligro de un “Putin”  pueda surgir en su propio país.

Después de su victoria sobre los “separatistas”, cuya posición está condenada sin el apoyo militar externo, el régimen de Kiev fortalecido volverá a convertirse en una amenaza importante para la clase obrera. Si los oprimidos se unen con la clase dominante bajo las banderas patrióticas, la represión de las libertades y derechos humanos, que debía ser evitado por el Maidan, es inevitable bajo el nuevo gobierno. El Parlamento está compuesto por los representantes de los partidos conservadores y de extrema derecha (“Batkivshyna”, “Svoboda”), que habían patrocinado repetidamente facturas oscurantistas – en particular, la restitución de la pena de muerte, la restricción de los derechos reproductivos, las detenciones preventivas sobre los motivos políticos… los estatutos de estas partes contienen llamamientos a prohibir las huelgas políticas. En muchas de las iniciativas imitan al régimen de Putin, del Partido de las Regiones o del Partido Comunista. A pesar de sus calificaciones de caída en picado, tales retóricas son percibidos como una parte legítima de la esfera política.

Contra fascistas en ambos lados de la línea de frente!

Nos oponemos resueltamente la legitimación de los grupos ultra nacionalistas y criminales como miembros de la “operación antiterrorista”. Sin embargo, debemos tener en cuenta queue entre los que luchan por el otro lado están los voluntarios de las organizaciones fascistas europeas y los ultra-reaccionarios de Rusia. La propaganda pro-Kremlin sólo les retrata como “guerreros antifascistas”.

Contra la incitación guerra con el pretexto de pacifismo!

Estamos igualmente disgustados por el ruido de sables y aplaudir del asesinato de enemigos, por un lado, y por especulaciones pseudo-pacifista de las personas directamente responsables de la escalada de la violencia, por el otro. El pacifismo es ni compatible con el respaldo de los regímenes “Nueva Rusia”ni con expresar cualquier tipo de simpatía hacia ellos, ni con el apoyo del militarismo ucraniano.

Contra las mentiras y la propaganda de todos los lados!

Espacio de la información y los medios de comunicación se han convertido en un verdadero campo de batalla, el pueblo de Ucrania y Rusia están siendo alimentados opuestamente en contenido pero en igualmente falsa propaganda que refuerza la militancia en ambos lados del conflicto y establece a parte de los trabajadores en contra de la otra; esto permite a los gobiernos canalizar el descontento social en una dirección segura. Por lo tanto, es importante no seguir a la multitud, no complacerse en recibir la noticia que se quiere oír, sino mantener una mente sobria y permanecer fieles a nuestros principios. Sólo el tiempo ayudará a reconstruir los hechos con sinceridad.

Para el desarrollo del movimiento obrero!

La clase obrera en Ucrania se encuentra todavía en su infancia y es no tomar parte en el conflicto como un sujeto. Tenemos que formular y defender la agenda social y ayudar al desarrollo de las organizaciones que expresan los intereses de los trabajadores. Sólo un fuerte movimiento laboral que se da cuenta de sus intereses será capaz de establecer la paz en Ucrania.

Nos oponemos servicio militar involuntario, y exigimos poner fin al servicio militar obligatorio y que libere a todos los soldados que no quieren luchar.

Apoyamos la campaña de ayudar a los desplazados internos de las regiones devastadas por la guerra, y estamos dispuestos a apoyar a los desertores y los conscriptos que evaden el servicio por razones éticas y políticas. UTA-Kharkiv ya dirige una campaña de apoyo a los desplazados internos en su área – instamos a todos los defensores de las libertades y la izquierda a unirse o hacer lo mismo en sus áreas.

Expresamos nuestro apoyo y solidaridad con los y las iniciativas sindicales de los trabajadores que luchan por sus derechos laborales, estamos dispuestos a apoyar activamente a aquellos que están luchando contra la RPD y LPR desde el punto de vista de clase. Ellos están en un peligro mucho más grave hoy que activistas de Centro y el oeste de Ucrania.

No a la guerra, pero si la guerra de clases!

https://avtonom.org/en/news/war-against-war-statement-leftists-and-anarchists-confrontation-ukraine

Texto sobre la actual situación política en Ucrania por Denis, de la Unión de trabajadores autónomos de Ucrania. Se basa en una charla que dio en la Feria del Libro Anarquista en Londres el 18 de octubre.

En términos de la teoría de clases, las protestas del Maidan [que derrocó al presidente Viktor Yanukovich en febrero] se pueden definir como un movimiento democrático burgués. El objetivo era la restauración de los derechos políticos e individuales y las libertades liberales y la defensa de los intereses de la burguesía que había sido amenazada por el presidente Yanukovich. Este movimiento derrocó a Yanukovich y llevó al poder a un gobierno burgués liberal de derechas.
Hubo una amenaza potencial de que la extrema derecha se apoderase de Ucrania, en el corto período de un vacío de poder [después de que el régimen de Yanukovich se desplomase] pero no pudo aprovechar la oportunidad. Hoy en día están actuando más bien como socios menores del gobierno, al mismo tiempo tratando de competir con él siempre que sea posible.

Los resultados y las encuestas electorales demuestran que la gente apoya en líneas generales (1) la moderación, la estabilidad y el patriotismo (que es personificada por el [nuevo] presidente, Petro Poroshenko); y (2) el populismo seudo-radical (personificado por Oleg Liashko [líder del partido Radical populista en el Parlamento de Ucrania]). La extrema derecha no puede asegurar los votos suficientes para entrar en el parlamento; a juzgar por las encuestas de opinión, Svoboda, el partido parlamentario que se podría llamar fascista – o por lo menos la derecha populista – puede no conseguir los votos suficientes para mantenerse en el Parlamento tras las elecciones del 26 de octubre. Con el fin de obtener el poder político que tienen que infiltrar a sus representantes en listas electorales de centro, más populares.

Nacionalismo ucraniano y el fascismo

Contrariamente a la preocupación general, el sentimiento nacionalista no se ha generalizado en la sociedad inmediatamente después del Maidan (aunque los nacionalistas, a diferencia de los izquierdistas, tenían todo a su alcance para impulsar su agenda en el Maidan). Pero el nacionalismo de hecho se convirtió en la ideología dominante en la sociedad ucraniana tras el comienzo de la agresión rusa [con la anexión de Crimea en marzo] y se intensificó: era una consecuencia triste pero inevitable.
En un largo plazo más retrospectivo, los agentes responsables de la popularización del nacionalismo radical en Ucrania en los últimos cuatro años han sido los medios de comunicación y los intelectuales en general. Ellos son los responsables del éxito electoral de Svoboda en 2012, cuando recibió el 10,4% de los votos. (También, el entonces partido gobernante de las Regiones estuvo, obviamente, tratando de impulsar Svoboda como una oposición inofensiva). Son los medios de comunicación y los intelectuales los que ahora continúan con el apoyo activo hacia el Sector Derecho (RS) y llos nazis en firme de la Asamblea Nacional Socialista (ARS), inflando artificialmente sus índices de aprobación.
El SNA ha engullido y digerido todas las fuerzas vivas de la extrema derecha que habían sido previamente acumuladas bajo el paraguas de Sector Derecho (RS), o está en proceso de hacerlo. Están ganando el impulso político que habían perdido por RS después de tener que transformarse en un partido político civil regular en la primavera. Son una gran amenaza para la izquierda y para las minorías, pero no son capaces de alcanzar el poder. (La violencia de extrema derecha contra la izquierda comenzó a crecer en 2012 – no en 2014 como se cree comúnmente -. Pero realmente ahora mismo hay una cierta pausa) Podríamos comparar la situación actual con la de Italia, o de otros países que tienen una tradición de una alianza entre nazis y la policía.
Una de las unidades militares que luchan en el lado pro-ucraniano, el batallón de Azov, es de hecho totalmente neo-nazi. Además, la extrema derecha está presente en cierta medida en otros batallones de voluntarios, pero no juegan ningún papel importante allí. La mayoría de los voluntarios son gente normal, sólo politizados recientemente y que tienen más bien abstractas opiniones políticas patrióticas. Además, las unidades del ejército regular que combaten en el este de Ucrania son mucho más numerosas que los voluntarios,  sólo que éstos tienen mucho mejor publicidad.

El conflicto militar y la tregua

En Kiev el gobierno explota la histeria patriótica, y potencialmente podría utilizar a los fascistas para alcanzar sus objetivos políticos en el futuro.

Las repúblicas de Donetsk y Luhansk tienen movimientos fascistas reales en el poder con ideología fascista a pesar de utilizar la imagen de Lenin y las banderas rojas.
La tregua es inestable y el “estatus especial” del Donbass garantizado por los recientes acuerdos permite a esas entidades políticas fascistas ganar fuerza y ​​sobrevivir. Sin embargo, es mejor continuar la lucha sin la esperanza de un final próximo. Esta fue la mejor de todas las malas decisiones posibles. Permite un espacio político a la extrema derecha en ambos bandos, mientras que la agenda de la izquierda está siendo apartada.

El gobierno neoliberalista de Ucrania

Las consignas neoliberales y las amenazas que hemos visto por parte del gobierno de Ucrania estos últimos seis meses no se diferencian mucho de la retórica tradicional de cualquier gobierno de Ucrania durante la última década. Los primeros meses del gobierno de Yanukovich, por ejemplo, también estaban llenos de este tipo de declaraciones, pero, a la hora de la verdad, los neoliberales cedieron al ala conservadora más populista.
Las medidas de austeridad ya adoptadas por el actual gobierno habrían llegado inevitablemente de todos modos con Yanukovich después de su victoria en las elecciones presidenciales en 2015: se trataba de un pronóstico universalmente reconocido, mucho antes de las protestas del Maidan. Hasta el momento no podemos decir si el gobierno actual será más neo-liberal que sus predecesores en la práctica. Por supuesto que quieren, pero no está claro si tendrán posibilidades objetivas para ello.
En noviembre la gente va a obtener facturas de servicios públicos, con nuevos aranceles elevados. También van a sufrir la profundización de la crisis económica, y los ingresos reales de la clase obrera se reducen aún más. Pero no hay que contar con un “Maidan social” este invierno. Es imposible – por el altísimo nivel de histeria patriótica, por un lado, y el muy bajo nivel de desarrollo de los movimientos sociales y la organización política de la clase obrera, por otro. Al final de la primavera vimos acontecimientos alentadores, como las protestas de los mineros en Kriviy Rig, pero hasta ahora son casos anecdóticos. En general, el proletariado está en silencio.

La izquierda en Ucrania y a nivel internacional

La izquierda de Ucrania es débil y pequeña. Hay “post-trotskistas” de la Oposición de Izquierda, que ahora se dedican a intentos infructuosos en la construcción de otro gran partido de izquierda, utilizando el Maidan como base. Hay sindicalistas de la Unión detrabajadores Autónomos que no estuvieron presentes en el Maidan organizativamente, pero emitieron “apoyo crítico” al Maidan en enero y ahora están tratando de encontrar una estrategia política que sea adecuada a las nuevas realidades. Están los “derechistas de izquierda” de Resistencia Autónoma que han atraído a los fans del riot-porn y el vandalismo – y ahora están tomando parte en la guerra del lado del gobierno ucraniano. Y hay estalinistas de Borotba que han sido aislados y están boicoteados por todos los otros izquierdistas en Ucrania, pero son muy populares entre los izquierdistas occidentales.

¿Qué tipo de apoyo es lo que buscamos desde camaradas extranjeros? En primer lugar, por favor, un poco de tiempo en tratar de entender la situación en Ucrania y que no sean compatibles con los fans pseudo-antifascistas de las realmente fascistas “repúblicas populares” en Donbass.
En segundo lugar, en sus respectivos países se puede proponer un programa positivo de solidaridad con Ucrania: presionar la condonación de la deuda y que el amplio apoyo financiero de la UE esté condicionado a una agenda reformista de izquierda (en contra de la ayuda actual del FMI, que está condicionada a la lucha contra los trabajadores y a favor de las medidas de austeridad).
Por último, es muy importante condenar a la extrema derecha ucraniana, que está ganando mucho terreno político en el ambiente político actual – sólo tiene que ser hecho correctamente, sin declaraciones histéricas sobre una [imaginaria] “junta fascista” [en el gobierno] que en realidad sirve al propósito opuesto. La gente puede de esta forma ver que si esto es el fascismo, entonces probablemente no hay nada malo en ello.

 

https://adoquin.org/ucrania-la-tregua-es-la-opcion-menos-mala-pero-le-deja-espacio-a-los-fascistas-en-ambos-bandos

Los skinheads neonazis o boneheads aparecen masivamente en Rusia a mediados de los 90, tras la caida del comunismo, y aumentan su número y actividad como consecuencia directa de la crisis del 98. En este momento surgen numerosos grupos nacionalistas y de extrema derecha con importante apoyo de sectores juveniles atraidos por mensajes populistas y por los graves problemas economicos y sociales que atraviesa el pais.
Rusia cuenta con un importante calado xenofobo entre su población. Los boneheads y hooligans de extrema derecha acuden habitualmente a los actos de los grupos antifascistas y anarquistas para atacarlos, lo que, unido a cierta impunidad policial y simpatia local del que gozan, han creado un clima insostenible. Además existen decenas de partidos, con mayor o menor fuerza política, que los respaldan.

Se calcula que ha habido entre 2003 y 2008 unos 400 asesinatos a manos de neonazis en todo el pais, ya sean inmigrantes, indigentes, antifascistas, gays, periodistas o izquierdistas en general. Lamentablemente, la Rusia que acabó con el ejercito nacionalsocialista alemán y que tan duramente fue castigada por los nazis en la Segunda Guerra Mundial, acoge a practicamente la mitad de los boneheads que existen en el mundo, según calculos realizados en diferentes estudios. Principalmente jovenes eslavos preparados, entrenados y con apoyo económico.

Ante esta amenaza, el antifascismo ruso a visto la necesidad de la autoorganización y el enfrentamiento. No se trata de un problema de peleas entre jovenes o hooligans rivales como el gobierno y la policia se empeñan en presentarlo. Es una lucha política real que exige compromiso y altas dosis de corage por parte de los activistas.
De esta forma han surgido diferentes maneras de entender esa confrontación que, a menudo, también están enfrentadas entre sí. Por un lado un activismo “moderado”, protagonizado por ONG´s y otras asociaciones que busca la concienciación del problema a través de movilizaciones, presta apoyo jurídico e intenta la implicación de las autoridades. Y por otro lado un activismo “radical” de base que busca la organización autonoma de los propios antifascistas, y cuyo escenario principal se desarrolla en las propias calles. En un principio como metodo de autodefensa, en eventos, conciertos… finalmente ha supuesto un acoso a los neonazis en sus propios barrios y eventos, siendo usuales los enfrentamientos con estos de forma directa. Todo ello ha hecho que el fuerte empuje neonazi en el pais que tuvo lugar hasta el año 2008 sea frenado, incluso en algunos casos erradicado convirtiendo al antifascismo autonomo en una fuerza política real a tener en cuenta. Por otra parte, en un pais donde las altas esferas políticas estan plagadas de corrupción y las conexiones de gobierno con mafia y extrema derecha son claras, ha supuesto la persecución de los activistas ya que, en Rusia se reprime duramente cualquier movilización política autónoma y cualquier forma de actuación que se entienda supone un cuestionamiento de las autoridades. De hecho, se ha convocado entre el 16 y el 18 de marzo un día de acciones coordinadas a nivel global, más alla de Rusia, tras organizarse un montaje policial alrededor de cinco jovenes de la localidad Nizhny Nóvgorad, acusados de organizar una asociación ilegal para instigar el odio y de atacar a mienbros de extrema derecha de la localidad. Dicho grupo al que pertenecen los jovenes no es otro que el RASH, colectivo de skinheads rojos y anarquistas. (Para más información sobre este tema: aquí, aquí y aquí.)

Valga estas líneas como un recuerdo para los asesinados a manos de los cabezas huecas neonazis como NIkita Kalin, antifascista de 20 años muerto el 9 de febrero de 2012, Ivan “Vania Kostolom” Khutorskoy, conocido activista anarcoskin asesinado a tiros en la puerta de su casa en 2009, la periodista anarquista Anastasia Baburova, asesinada en 2008 junto con el abogado Stalinslav Markelov, el antifascista Konstantin Lunkin Riazon en 2010, el joven Alexy Krilov, Timur Kacharova, Alexander Ruhin, Feodo rFilatov, Dimitry Kashitsyn, Ilya Borodnenko… y tantos más.

El documental Actitud antifascista, del 2009, de producción propia y libre circulación, intenta dar una aproximación a la situación y desarrollo de los grupos antifascistas rusos desde sus distintas interpretaciones, centrandose en tres ciudades en particular: Moscú, San Petersburgo y Irkutsk.

http://revistacontrahistoria.blogspot.com.es/2012/03/situacion-del-movimiento-antifascista.html

¡Guerra a la guerra!

¡Ni UNA gota de sangre por la “nación”!

La lucha de poder ENTRE clanes oligárquicos en Ucrania amenaza con derivar en un conflicto armado internacional. Capitalismo ruso se va a utilizar la redistribución del poder del ESTADO ucraniano con el fin de darse CUENTA de su larga aspiraciones imperiales y expansionistas en la guerra de Crimea y el este de Ucrania, donde tiene fuertes intereses económicos, financieros y políticos.

En el contexto de la próxima ronda de la inminente crisis económica en Rusia, el régimen está tratando de avivar el nacionalismo ruso para desviar la atención de los TRABAJADORES de los problemas socio-económicos en crecimiento, salarios de miseria y de las pensiones, el desmantelamiento de la atención de salud asequible, educación y otros servicios sociales. El estruendo de la retórica nacionalista y militante más fácil para completar la formación de un Estado corporativo, autoritario basado en unos valores de reacción conservadora y la política de represión.

En Ucrania, la crisis económica y política aguda ha llevado a una mayor confrontación entre los “viejos” y “NUEVOS” clanes oligárquicos, y el primero en utilizar incluidas las fuerzas paramilitares de derecha y los grupos ultranacionalistas para llevar a cabo un golpe de estado en Kiev. La élite política de Crimea y el este de Ucrania no tiene la intención de compartir con los gobernantes de Kiev ordinarias de su poder y la propiedad, y tratando de contar con la asistencia del Estado ruso. Ambas partes recurrieron a la histeria nacionalista desenfrenada – respectivamente, ucraniano y ruso. Los enfrentamientos armados, el derramamiento de sangre. Sus intereses y aspiraciones de las potencias occidentales; su intervención en el conflicto podría conducir a la Tercera Guerra Mundial.

Beligerantes camarillas señores, como de costumbre, obligado a luchar por sus intereses con nosotros, la gente común – EMPLEADOS, desempleados, estudiantes, pensionistas … Opaivaya nos dope nacionalista, que se han fijado unos contra otros, causando olvidarse de nuestras necesidades e intereses reales: no tenemos y no puede ser el caso, ni a lo que sus “naciones” – que ahora tienen que ver con problemas mucho más vívidas e inmediatas: cómo hacer a fin de mes con el sistema que se establecieron para esclavizar y nos oprimen.

No vamos a sucumbir a la intoxicación nacionalista. Al diablo CON su estado y la “nación”, banderas y mensajes! Esta no es nuestra guerra, y no hay que ir en él, pagando con su sangre sus palacios, CUENTAS bancarias, y el placer de sentarse en el poder sillas suave. Y si los señores en Moscú, Kiev, Lviv, Kharkiv, Donetsk y Simferopol, Washington y Bruselas es nuestro deber – de resistir por todos los medios!

NO guerras ENTRE naciones – NO HAY PAZ ENTRE CLASES!

Sección rusa de la Asociación Internacional de los TRABAJADORES

Internacionalistas, Ucrania, Rusia, Moldavia, Israel, Lituania, Rumania, Polonia

Federación Anarquista en Moldavia

Fracción del socialismo revolucionario (Ucrania)

 

La declaración se unió a través de:

Alianza Solidaria del Trabajo (América del Norte)

Internacionalistas de los ESTADOS Unidos, Irlanda, los Países Bajos

Anarcosindicalista INICIATIVA Rumania

Los libertarios de Barcelona

Comunistas e internacionalistas de izquierda en Ecuador, Perú, República Dominicana, México, Uruguay y Venezuela

Iniciativa Trabajador-Comunista (Francia)

Grupo Leicester Federación Anarquista (Gran Bretaña)

Federación Anarquista Francófona

Internacional de Federaciones Anarquistas

Los TRABAJADORES sindicalizados y precaria Clermont-Ferrand CNT-AIT (Francia)

“Revolución Mundial” (Croacia)

Socialistas Libertarios (Egipto)

grupo libcom.org

Red de “World in Common”

Trabajadores Industriales del Mundo

Facción anarquista de la Asociación Mundial de no nacional

Grupo Bristol Federación Anarquista (Gran Bretaña)

Red anarcosindicalistas (Croacia)

Hamid Moradi (Suecia)

“El pico de la acción social” (Atenas, Grecia)

Federación Anarquista – Regional Red Sureste de Inglaterra

Oficina Interprofesional del sur de la Florida IWW

Rosa Luxemburg Página (/www.facebook.com/rosa.luksemburg)

La Red Nacional contra la Nuclear (Italia)

Anarquista de Inglaterra

Circle “alternativa de clase” (Italia)

Edimburgo Federación Anarquista

 

 

extraído de http://www.aitrus.info/node/3607

En Ucrania, la lucha extendida por el poder entre las facciones rivales de la oligarquía burguesa, por desgracia, involucró a sectores significativos de la población. La confrontación adquirió carácter brutal y se acompaña de pérdida de vidas humanas. Los anarco-sindicalistas no pueden apoyar ninguna de las partes beligerantes en el conflicto.

Ellos son igualmente hostiles al régimen de Yanukovich con sus políticas económicas neoliberales y las leyes represivas que criminalizan la protesta alguna (incluidos piquetes de los trabajadores frente de las empresas y las actividades independientes en Internet) – y a la «oposición», en el que el tono es dado por los liberales, nacionalistas y por grupos abiertamente nazis.Ambos campos son igualmente conservadores y nacionalistas, y cualquier diferencia significativa entre ellos no es visible: ni en el área socio-económica, ni en la política interior o extranjera. Ni la sumisión a la Unión Europea, ni la sumisión a la oligarquía rusa nos resuelve los problemas a los trabajadores de Ucrania. Por otra parte, la victoria de uno u otro bando de la burguesía, con el objetivo de tomar el poder o de mantenerlo, puede llevar los trabajadores en el país a un desastre social.

Consideramos justa la resistencia de los trabajadores contra las políticas neoliberales y el gobierno dictatorial Yanukovych. Pero consideramos inaceptable cualquier participación en movilizaciones conjuntas junto a la «oposición» nacionalista burguesa y abiertamente fascista.

Animamos a los grupos libertarios y activistas de Ucrania de actuar con independencia, de presentar sus propias consignas y demandas socio-económicas y de defenderlos a través de la resistencia trabajadora y de la lucha social revolucionaria.

KRAS, la Sección de la Asociación Internacional de Trabajadores en la Región Rusa
http://tarcoteca.blogspot.co.uk/2014/03/declaracion-de-la-kras-ait-sindicato.html

Desde Ucrania a Grecia, una coalición: los nazis y la policía!

El domingo por la noche una banda de neonazis atacó el centro con sede en Kharkiv socio / cultural “Autonomia”, que ofrece refugio a los desplazados internos de las regiones devastadas por la guerra del este de Ucrania. Activistas y residentes del refugio y repelieron el ataque, así como los dos anteriores que habían ocurrido antes. El mero hecho de ataques contra una institución que fue creada por los anarquistas de la Unión de Trabajadores Autónomos y de otros grupos en su totalidad por ellos mismos sobre la base de un edificio abandonado y en ruinas, plantea una preocupación importante.

El 2 de septiembre, a la tarde siguiente después del último ataque nazi, la policía irrumpió violentamente la okupación, con gases lacrimógenos y usando todo el “hardware”, y procedió a “invitar” a sus habitantes a la estación de policía del distrito de Chervonozavodsky acusándolos okupar los edificios abandonados. Se pidió a los cautivos cerrar la okupación y cesar toda nueva mejora en el edificio. A la luz del hecho de que la administración de la ciudad sabía de la existencia de la okupación, así como de que sea habitada por los desplazados internos, nos encontramos con una coincidencia asombrosa en la redada de la policía tras una serie de ataques fallidos por neonazis.

En este momento, cuando los miembros del movimiento de la clase anarquista están ayudando a las personas que se vieron obligadas a abandonar sus hogares debido a la guerra y la amenaza que representan los combatientes pro-rusos, así como la organización de conferencias, reuniones de auto-educación, conciertos y otros eventos, los neo- Nazis están extendiendo la violencia y el odio en su propia ciudad con el pretexto de amor a Ucrania y a la “raza blanca”. Mientras tanto, la policía actúa para encubrirlos. Unión de Trabajadores Autónomos ‘hace un llamamiento a todas las fuerzas progresistas de la sociedad ucraniana para desterrar los neo-nazis y la policía del campo de lo socialmente aceptable para que no nos destierren.

Tolerancia cero a la escoria nazi!

Unión de Trabajadores Autónomos

 

https://rusafa.wordpress.com/2014/09/05/ucrania-ataque-neonazi-y-policial-al-cso-autonomia-en-jarkov/

cartel jornadas rusos gatonera GRANDE IMPRIMIR

MADRID, 11 DE ABRIL EN EL C.S.O.A. LA GATONERA (C/ Valentin Llaguno, 32. Metro Oporto)

CHARLA DEBATE “Aportaciones e información contra la guerra imperialista en Ucrania desde una perspectiva libertaria” + “Fascismo y antifascismo en Rusia” a cargo de compañeros de Moscú + concierto MOSCOW DEATH BRIGADE

MÁS INFO EN: guerraalaguerra.noblogs.org / guerraalaguerra@riseup.net

—————————————————————————————————————

PEQUEÑA PRESENTACIÓN Y PUNTO DE PARTIDA:

A modo de introducción

  • En este blog queremos difundir otro punto de vista sobre el conflicto que ESTÁ ocurriendo actualmente en Ucrania.

    Hemos decidido organizar el evento con Moscow Death Brigade porque nos parece interesante la vuelta de tuerca que plantean a la situación de la guerra actual y sobretodo el posicionamiento antiautoritario y anti-imperialista y verdaderamente antifascista desde el que se hace la crítica, recopilando textos y demás información en esta web para poder tener algún recurso para aquellos que quieran acercarse a la charla y el concierto el día 11 de Abril y abordarlo desde otro punto de partida diferente a los ya expuestos.

    Queremos darle voz a aquellos que aún siendo minoría han decidido plantar cara a las atrocidades que se están cometiendo desde ambos lados del conflicto y a aquellos que desde el primer momento han decidido y han tomado posición en esto desde un verdadero punto de vista anti-imperialista y anti-estatal más allá de intereses políticos con los cuales no nos sentimos identificados.

    El publicar estos textos no quiere decir que estemos en total acuerdo con todo lo expuesto o con las organizaciones que los escriben, pero nos sentimos bastante identificados y afines con los planteamientos en cuanto a este tema en concreto, por eso si alguien quiere aportar información que crea que PUEDE ser útil PUEDEmandarnosla a guerraalaguerra@riseup.net

    Saludos anarquistas

———————–

SOBRE MOSCOW DEATH BRIGADE

04 de noviembre 2009 en Chistoprudny Boulevard en Moscú realizaron una manifestación bajo el lema de anti-fascistas “fascismo ruso”. Los manifestantes hicieron un llamado a los ciudadanos a prestar atención al problema de la difusión masiva del nazismo en el país y el hecho de que las autoridades de Moscú han acordado grupo de extrema derecha el concierto “Kolovrat” en la Plaza Bolotnaya. La reunión finalizó con la actuación del grupo de rap “Moscú Death Brigade”.

http://moscowdeathbrigade.bandcamp.com/releases

————————————————————–

MOSCOW DEATH BRIGADE ESTARÁ DE GIRA EN EL ESTADO LOS DÍAS:

9/04, Burgos. Charla en la Biblioteca Anarquista La Maldida, concierto en el CSR de Gamonal, https://twitter.com/csrgamonal

10/04, Ciudad Real, C.S.A. La Purga, https://csalapurga.wordpress.com/

11/04, Madrid, C.S.O.A. La Gatonera, https://csolagatonera.wordpress.com/

Este texto fue escrito como respuesta a esas preguntas sobre la situación en el este de Ucrania de nuestros amigos extranjeros y sobre la actitud de lxs anarquistas rusos ante estos hechos.Esperamos que sea de utilidad para todas las personas interesadas en estos temas.

(Dieser ista Texto eine von Weiterleitung: Avtion Autónoma –https://avtonom.org )

https://avtonom.org/en/news/moscow-autonomous-action-ukrainian-war

 La situación es compleja y controvertida y se debe entender que el texto que sigue no lo hace (y no puede) reflejar la opinión de todos los antifascistas rusos y anticapitalistas. Hemos hablado de esto dentro de nuestro grupo, pero incluso aquí tenemos un par de puntos de vista contradictorios.

De todos modos, nuestra organización (” Acción Autónoma “) está de acuerdo en su mayoría con esta declaración contra la guerra de movimientos de izquierda. No apoyamos al gobierno ucraniano (ni ningún gobierno, de hecho), y, sin duda, hay algunas tendencias nacionalistas agresivas en la actual Ucrania. Sin embargo, aún menor es nuestro apoyo al gobierno de Rusia y a las llamadas  “repúblicas de Novorossia”. Parece que los fascistas están luchando entre sí en ambos bandos en esta guerra, apoyados por los capitalistas. Además, para Putin esta guerra es una oportunidad para distraer a la gente de Rusia de la crisis financiera y la recesión en el sistema económico del país, mientras que para Poroshenko la guerra es útil como una forma de canalizar la lucha del pueblo por los cambios hacia una locura patriótica, en lugar de tratar de seguir lo que tenía iniciado en Maydan y establecer el autogobierno real.

En cuanto a la actitud de la gente de Donbass, diríamos que la mayoría de ellos no quieren nada más que ‘Dejen de bombardearnos, los dos’. Los líderes de los paramilitares pro-rusos en varias ocasiones dijeron en público que “la gente de Donbass no quieren luchar, por eso Rusia debe invadir directamente”. De hecho, políticamente la pasividad de la poblacióna es una característica de muchos territorios de la exUSSR. Sin embargo, se sabe que en la primavera de 2014 las encuestas de opinión mostraron que sólo alrededor del 20% de las personas de Donbass apoyaron la separación de Ucrania y la anexión a Rusia. Por supuesto, en estos momentos es muy difícil llevar a cabo encuestas de opinión en la tierra devastada por la guerra. Por otra parte, decenas de miles abandonaron Donbass como refugiados – tanto hacia Rusia como hacia el oeste de Ucrania.

No apoyamos la idea de que la guerra en Donbass es una especie de “resistencia contra los fascistas ucranianos ‘. Como se ha dicho antes, hay tendencias nacionalistas en la Ucrania contemporánea, pero apenas más que en cualquier otro país de la exUSSR. En Rusia, la propaganda patriótica, imperialista y fascista de plano es por lo menos escuchada tan a menudo como en Ucrania o incluso más. Y las personas pro-rusas de las  repúblicas de Donbass imitan esto. A juzgar por lo que sabemos a partir de ahí, no hay ninguna señal de que los cambios que suceden allí que se puedan considerar ‘de izquierda’ o al menos ‘socialdemócrata’. Viceversa, ellos siguen emitiendo “leyes” como la prohibición de las relaciones homosexuales o el establecimiento del ‘papel dominante’ de la Iglesia Ortodoxa en la región. La retórica de sus líderes es exactamente lo que usted llama ‘-brownism roja’: una mezcla paradójica de conservadurismo de derecha y el imperialismo soviético. Sabemos de casos de limpieza étnica bajo su dominio: al menos ocurrió con judios y gitanos. Por lo tanto, no es ninguna sorpresa que los fascistas europeos se están uniendo a ellos.

Por lo tanto, creemos que la “lucha anti-fascista” es aquí una simple etiqueta, que no tiene nada que ver con la realidad. Y la realidad es que estas “repúblicas” son un intento de los imperialistas rusos para respaldar grupos nacionalistas pro-rusos en la región y que les proporcionen armas, equipo y últimamente con las fuerzas armadas con el fin de crear el caos allí. El objetivo final es, tal vez,  utilizar la situación como una herramienta en la obstaculización de Ucrania de unirse a la OTAN, y, como se dijo antes, distraer la atención de la población de Rusia hacia un enemigo externo. Es irónico que al mismo tiempo las leyes rusas proclaman que cualquier llamada al separatismo es un delito grave, y que pueden ser enviados a la cárcel por varios años si la demanda de un referéndum como el que se llevó a cabo en la península de Crimea en marzo 2014.

Es difícil decir algo acerca de la resistencia de la izquierda o anti-capitalista en Donbass en estos momentos. La región está en manos de decenas o cientos de grupos paramilitares, sólo unida de manera muy informal bajo autoproclamados “ministros” y “gobernadores”. Es muy posible que algunos líderes locales pueden adherirse a las opiniones políticas de izquierda. Sin embargo, no hay señales de ellos, no hay declaraciones políticas claras. Además, es obvio que la región se encuentra bajo la influencia rusa pesada (basta decir que gran parte de los líderes militares son ciudadanos rusos), y por supuesto, Putin no está muy interesado en la resistencia anticapitalista real del país.Los nacionalistas, monárquicos y fanáticos ortodoxos son mucho mejores para él.

Entendemos que la propaganda de Putin realmente funciona bien en las personas en los países occidentales, porque están enfermos y cansados ​​de sus propios líderes y Putin se parece a un ‘hooligan’ que amenaza a estos líderes y los asusta. Esta propaganda ya han llevado a algunos combatientes internacionales en  las republicas de Donbass . Sin embargo, nosotros, que vivimos bajo el régimen de Putin, nos gustaría advertir en contra de pensar en él como una especie de Che Guevara. Él no lo es. La élite rusa contemporánea es una empresa bastante sencilla de capitalistas ricos, en su mayoría reunidos en torno a las personas que son o bien antiguos amigos de Putin o relacionados con el servicio secreto ruso (‘Servicio de Seguridad Federal, FSB) de alguna manera.Sería absurdo pensar que ellos son progresistas desde cualquier punto de vista. Ellos simplemente quieren mantenerse en el poder durante todo el tiempo que puedan, porque en caso de que perdieran este poder, ellos serían enviados inmediatamente a juicio (la corrupción entre las autoridades es inmensa aquí), y lo entienden claramente. Eso es todo.

Una vez dicho esto, es importante destacar que los antifascistas rusos (incluso aquellos que eran considerados  de izquierda o anti-autoritarios) no tienen un punto de vista sobre la guerra Ucrania unificada. Algunos creen que incluso estas repúblicas de Novorossiya derechistas  son mejores que los “fascistas” ucranianos. Varios grupos antifascistas se declararon “patriotas rusos”, y, en nuestra opinión, son ahora una especie de “fascistas de izquierda”. Sabemos de al menos un antifa militante ruso que murió mientras peleaba por Novorossiya. Al mismo tiempo, varios anarquistas antifascistas de Ucrania  lucharon contra Novorossiya , dentro de los escuadrones de voluntarios ucranianos. Lamentablemente, parece que la noción de ‘anti-fascismo “está tan desgastada en su uso propagandístico (en ambos lados del conflicto), que es imposible de aplicar en serio a nada ni a nadie.

Acción Autónoma – Moscow

 

http://www.alasbarricadas.org/noticias/node/32680

Página siguiente »